5 claves para dominar el arte de conversar

el arte de conversar

  • Tu jefe te acaba de pedir que lo acompañes a un almuerzo de trabajo con unos potenciales clientes.
  • Esta noche conoces a los padres de tu novio.
  • Tus amigas te han preparado una cita con ese chico que te gusta tanto.

¿Estas preparada para salir airosa de cualquiera de estas situaciones?

Ya sé que lo primero que piensas con cara de horror es ¿qué me pongo? pero cuando trabajas tu imagen personal y profesional no solo tienes que hacerlo a nivel apariencia física, también debes desarrollar tus habilidades sociales .

En este sentido un punto importante del que no has de olvidarte es de cuidar tu imagen verbal: qué transmites con tus palabras, cómo haces sentir a los demás cuando conversan contigo.

¿Piensas que se te da bien hablar con la gente?

Existe una diferencia clara entre hablar por hablar y ser una buena conversadora.

En el arte de conversar hay que tener algo muy claro: no serás una buena conversadora si acaparas toda la conversación y todo gira en torno a ti. Es justos lo contrario, serás una buena conversadora cuando tú no seas el centro de atención, y hagas sentir a los demás que ellos son el eje de la conversación.

Para que dejes a todo el mundo con esa sensación de “que chica tan agradable, que fácil es hablar con ella, me ha encantado conocerla”, desde buscandotueStilo te doy las 5 claves para dominar el arte de la conversación:

1 Saber escuchar

Practica la escucha activa.

Una de las cosas más difíciles a la hora de comunicarnos con los demás es saber escuchar. La falta de comunicación que se sufre hoy día se debe en gran parte a que no se sabe escuchar a los demás. Se está más pendiente de lo que decimos que de compartir con los demás.

Escuchar requiere un esfuerzo superior al que se hace al hablar y también del que se ejerce al escuchar sin interpretar lo que se oye.

La escucha activa significa escuchar y entender la comunicación desde el punto de vista del que habla. Escuchar es entender, comprender o dar sentido a lo que se oye. La escucha activa se refiere a la habilidad de escuchar no sólo lo que la persona está expresando directamente, sino también los sentimientos, ideas o pensamientos que hay detrás de lo que se está diciendo.

Esta es la primera clave de un buen conversador hablar menos y escuchar más.

Tu participación en la conversación debe ser puntual solo para que quede claro que estas escuchando y entendiendo  lo que te hablan.

Lo ideal es que ejerzas de moderadora, sacando los temas de interés que hagan sentir bien a la otra persona que es la que realmente debe hablar.

Si tu hablas más de lo que escuchas estarás acaparando la conversación y alejándote de tu objetivo real.

2 Formula preguntas

Pero no preguntas bacías tipo ¿qué tal te va? o ¿cómo está la familia? se trata de formular preguntas con la intención de que la otra persona diga o responda que sabe acerca de un tema.

Cuanto escuchas tienes información sobre la otra persona y teniendo esta información en cuenta puedes preguntar sobre algo que le interesa de verdad.

Por ejemplo: Has escuchado que a la persona con la que estas conversando le gusta correr, le puedes preguntar ¿Corres simplemente por hacer ejercicio o estas en algún club de corredores en el que se reúnen para hacer maratones? Ya le estas dando pie para que hable acerca de su hobie o sobre lo que le apasiona o interesa.

Otra buena opción es pedir consejo, siguiendo con el ejemplo puedes comentar: pues necesito comprar unas zapatillas de deporte nuevas ¿cuál me aconsejas?

Todo esto hará que la persona se sienta alagada al ver que está aportando valor a la conversación.

3 Información es poder

Que la información es poder es algo que ya sabes, pero cuando te hablo de información a la hora de conversar me refiero a que debes tener conocimientos de cultura general y sobre todo leer mucho acerca de lo que sucede en el mundo a todos los niveles, actualidad, deportes, entretenimiento, cultura, política…

Una buena opción es leer los periódico o escuchar las noticias en radio (mi madre tienen siempre puesta la radio y se entera la primera de todo lo que pasa en el mundo).

Si tú sabes de todo un poco te será fácil dar tu opinión en una conversación.

4 Respeta la opinión de los demás

Nunca pienses que tu opinión es la más importante o la fundamental. No hay nada más desagradable que conversar con alguien que se siente la sabelotodo (créeme está mal visto).

Da tu opinión de forma sincera y humilde, siempre desde el respeto y sin hacer sentir con ella mal a los demás.

Habla siempre en positivo, ofreciendo tu opinión en primera persona (yo pienso, en mi opinión) sin juzgar a nadie.

5 No interrumpas

No hay nada más molesto que hablar con alguien que te interrumpe constantemente, bien porque quiere adelantarse a lo que tú vas a decir, o porque piensa que lo que puede aportar ella a la conversación es mucho más interesante que lo que tu estas diciendo.

Esto es una falta de respeto. Deja que las personas hablen y si piensas que puedes aportar una información de interés espera a que la persona termine y después comenta  esa información o da esa opinión que te parecía interesante.

En resumen las claves para dominar el arte de conversar se basan en el respeto a los demás, ceder el protagonismo, saber escuchar y hacer sentir bien a tu interlocutor al sentirse el eje de la conversación.

Espero que estas recomendaciones te sirvan de ayuda, y recuerda todo es cuestión de práctica, y esto lo puedes poner en practica con un cliente, con tu pareja, o con tu vecina cuando vas a comprar el pan. Ya no tienes excusa para dominar el arte de conversar.

 

*fuente de la información: Colegio de Imagen Pública

También puede interesarte:

 

 

2 respuestas a “5 claves para dominar el arte de conversar”

  1. Que buenos consejos, yo tengo la mala costumbre de interrumpir porque soy hiperactiva pero sé que debo mejorar ese aspecto.

    1. Carolina para muchas personas es difícil practicar la escucha activa,y no todas son hiperactivas, pero con interés y algo de esfuerzo todo se consigue.

Deja un comentario