Cómo aumentar tu autoestima en 2018.

Cuando comenzamos un nuevo año solemos hacer la típica lista de buenos propósitos. Esa en la que incluimos aquellos actos que nos gustaría realizar para sentirnos mejor con nosotras mismas. El típico: voy a ir al Gym, voy a bajar de peso, voy a dejar de fumar, aprender idiomas…

Todo esto se podría resumir con un “voy a ser mi mejor versión”. Y esto está muy bien, pero hay que reconocer que el entusiasmo de empezar el año no suele durar mucho. Acabamos tirando la toalla y sintiéndonos fatal porque no hemos conseguido nuestros maravillosos propósitos. Esos que iban hacer que nuestra vida fuese idílica, cual unicornio volando por nubes color de rosa.

En fin, que como estamos empezando año, qué tal si esta vez nos dedicamos a trabajar de una forma diferente, planteándonos una visión más global. Qué te parece si comenzamos por reconocer nuestro propio valor. O lo que es lo mismo, qué tal si trabajamos en mejorar nuestra autoestima.

En el post de hoy te doy 5 claves para aumentar tu autoestima y sentir mayor aprecio por ti misma.

Vamos al lío…

1 Deja de ser tu peor enemiga.

Aparta de tus pensamientos a esa “vocecita interior” que te asegura que nunca lo harás bien, que eres peor que tal o que cual, o que no le gusta a fulanita o fulanito. Destiérrala de tu cabeza ¡ya!

Reemplaza esos pensamientos por otros más positivos que te hagan sentir mejor.

Cuando te des cuenta que tu “vocecita crítica” está ahí “r que r” di ¡BASTA! Y empieza a ver las cosas con una perspectiva más positiva.

Es la típica guerra entre el angelito y el diablo a ambos lados de nuestros hombros. No dejes que el del tridente salga ganando.

2 No busques aprobación de los demás.

Esto es algo que solemos hacer de forma inconsciente. Como, por ejemplo, vestirnos para agradar a otra persona, tomar decisiones basándonos en la opino de los demás, no dar nuestra opinión por si los demás no piensan igual, …

Cuando te des cuenta de que estas tomando una decisión, no en base a tus pensamientos, si no actuando para que otra persona se sienta satisfecha con tu comportamiento, prueba a mostrarte en contra y aprende a ser asertiva.

3 Enumera tus cualidades positivas.

Se bondadosa y honesta contigo misma. Todo en ti no es malo, hay cosas que te gustan, qué sabes que son positiva. ¿Por qué no haces una lista con al menos 10 de tu cualidades positivas? Sé que cuesta, nos empeñamos en ver lo negativo, pero créeme están ahí. Solo tienes que dejarlas salir.

4 Acéptate.

Aceptarte tal y como eres es básico para autoestima sana y ser feliz.

Te propongo un ejercicio:

Enfréntate al espejo y mírate con ojos amables, no juzgues, simplemente mira. Esa eres tú, con tus cosas buenas y tus cosas malas y debes aceptarte cual eres.

Esto no quiere decir que no puedas cambiar y mejorar tu vida.

Significa aceptar tus defectos, físico, capacidades o aptitudes, y a partir de ahí trabajar para mejorar.

Ante cualquier tipo de situación en la que te sientas mal contigo mismo, sigue este proceso:

  • Hazte consciente de la situación: es necesario que cuando te sientas mal te hagas consciente de ello.
  • Acéptalo: acepta el hecho de sentirte mal, es algo normal y no te tienes porqué castigar por ello.
  • Actúa: ¿qué puedes hacer por sentirte mejor?

5 Trabaja de fuera hacia dentro.

Aunque no lo creas la apariencia física influye en nuestra autoestima. Cuando nos vemos con una buena forma física, o nos gusta nuestra apariencia la autoestima sube con la espuma.

El ejercicio siempre es un buen aliado, pero debes disfrutar de él. No lo tomes como un suplicio autoimpuesto. Si te cuesta la vida ir a clase de spinning, tal vez es que eso no sea lo tuyo. Prueba otra cosa, bailar, nadar, el yoga… Hay mil y una alternativas, solo tienes que encontrar la que encaja contigo.

Pasa lo mismo con la alimentación. No te mates a dieta perpetua, lo único que consigues es sentirte frustrada y añadir efectos rebote.

Apuesta por una alimentación saludable y equilibrada. Cambia tu relación con la comida. No digas “Uff no puedo comer dulces porque engordo” mejor di “Yo no como dulces” como cuando te preguntan ¿Fumas? Y tu respondes “No, yo no fumo” así de una manera natural, sin complicaciones.

Otro tema que nos ayuda a mejorar nuestra autoestima de fuera hacia dentro es la apariencia. Como vamos vestidas, peinadas y maquilladas. Esto puede parecer frívolo, pero nada más lejos de la realidad. Nuestra apariencia es una potente herramienta de comunicación que, aunque no lo creas, deja ver nuestro interior.

Propósito aumentar la autoestima.

Como ves, esto de sentirnos bien con nosotras mismas, es más de lo que al principio puede parecer. Y no son pocos los beneficios que vamos a obtener (me ha quedado con rima y todo).

Qué tal si hacemos que aumentar la autoestima sea el PROPÓSITO del 2018 ¿Te apuntas?

Trabajemos para que este año sea “más y mejor” y como siempre te digo…

¡¡Gracias por estar ahí!!

Deja un comentario