Blanco y negro, el binomio perfecto

Sí, se que ando un poco descarrilada de la rutina, pero te aseguro que no paro de pensar en ti. Me da rabia fijar mi cita contigo a través de los vídeos o del blog. Y después por “h” o por “b” no poder cumplirla.

Estos meses son un no parar de trabajo, nuevos proyectos, retorno de otros aún no acabados. Quiero llegar a todo, como si fuera imparable, y la cruda realidad se encarga de ponerme los pies en el suelo. A todo no se llega, por mucho que me crea “superwoman” y ser tu propia jefa tiene sus ventajas y sus desventajas. Cuando las cosas no salen al ritmo que esperas tu eres la única responsable.

El caso es que si te has fijado llevo una algo más de dos semana si actualizar ni blog, ni vídeos, y poco en rrss. La única excusa que puedo ponerte es que tengo entre manos un proyecto del que ya te hablaré.

Dejando el melodrama aparte hoy de lo que quiero hablarte es de una combinación de colores clásica donde las haya, que no puede ser otra que el binomio blanco y negro.

Blanco y negro, el binomio perfecto.

La combinación blanco y negro es el comodín perfecto. Clásico, sobrio y elegante, lo puedes utilizar en estilismos de día, de noche, para ir a la oficina o el gimnasio. Con todo puede el blanco y negro.

Puedes reunir dos piezas, típico pantalón negro y camisa blanca. O apostar pos estampados clásicos, rayas, floral, o el rey de esta temporada, el lunar en todas sus dimensiones. También lo vas a ver mucho en versión bordado negro sobre blanco.

Las claves del look.

Para el look de hoy he apostado por algo sencillo. Para que veas que su efecto sofisticado llega incluso a los estilismos más casuales.

He combinado una camiseta blanca con mensaje, tan de moda hace ya alguna temporada, con un pantalón de largo midi. Ya sabes que este largo no es el que más nos favorece a las bajitas, pero no por ello hay que desterrarlo de nuestro armario. Siempre hay recursos de estilismo que podemos aprovechar. Lo mejor es aportar algo de altura para contrarrestar el efecto del largo midi, un poco de tacón, o un calzado en color piel que haga parecer nuestras piernas más largas. En mi caso he optado por unas sandalias metalizadas con algo de plataforma, estas son cómodas y dan un punto extra al conjunto.

El toque final, mi capazo redondo que tanto he utilizado en verano, y que aún sigo utilizando, al menos hasta que “por fin” llegue el fresquito, que buena falta nos hace.

Te dejo con las fotos del look. Espero tu opinión en los comentarios acerca de esta combinación ¿Te gusta el blanco y negro o eres más de apostar por el color?

Prometo coger ritmo y no faltar a más citas.

¡¡Gracias por estar ahí!!

 

 

 

Blanco y negro, el binomio perfecto.

Camiseta: Bershka (También la he utilizado aquí)

Pantalón: Inesis

Sandalia: Mustan

Capazo: Similar aquí

4 Replies to “Blanco y negro, el binomio perfecto”

    1. Me alegra que te guste, un saludo.

  1. Una buena opción gracias por compartirlo

    1. ¡Gracias a ti por estar ahí!

Deja un comentario