Cómo vestir para ir de comunión.

Son muchos y variados los eventos que tenemos en primavera, pero sin duda uno de los eventos estrella con la llegada del buen tiempo es la celebración de la Primera Comunión.

Te das cuenta de que el tiempo pasa cuando vas cambiando de etapas. Al principio tienes una boda tras otra. Tu grupo de amigos se va casando y el presupuesto ya no te da para más “bodorrio”. Tienes bodas de todo tipo: de día, de noche, con buen tiempo, hasta bodas de invierno. Parece que todo el mundo se pone de acuerdo para casarse a la misma vez. Después de forma natural van llegando los nacimientos y con ellos la celebración del consabido bautizo.

Pero cuando estas en esa etapa en la que te invitan a más comuniones que a bodas, es cuando te das cuenta de que “te has echo pureta” jajajaja. Y que decir cuando además no eres invitada si no que eres tú la que celebra la Primera Comunión. Y encima de tu hijo el más pequeño ¡¡Dios cómo pasa el tiempo!!

Este sábado celebramos en casa la Primera Comunión de mi peque (en menos que canta un gallo pasara de llegarme por el hombro a llegarle yo por el hombro a él). Hoy además de enseñaros mi look al detalle, también quería daros algunos tips y consejos para ir bien monas y elegantes a celebrar una Primera Comunión, ya seas la madre de la criatura o vayas de invitada perfecta.

Cómo vestir para ir de comunión.

Son muchas las opciones que tenemos para ir vestidas a esta clase de eventos, pero debemos tener dos conceptos muy claros: se trata de un acto religioso y de una celebración de día. Por lo que nuestro atuendo debe cumplir algunas normas básicas:

  • Discreción y decoro. Vuelvo a repetir que es un acto religioso por lo que cuidemos el largo de nuestra falda y el exceso de escote. Además es recomendable llevar los hombros cubiertos durante la ceremonia.
  • Nada de brilli brilli y glamur nocturno (entiéndase por lentejuelas, vestidos extra largos, o complementos excesivos). Mejor optar por tejidos sencillos en colores claros, pasteles, brillantes, o estampados suaves. El blanco esta permitido para este tipo de celebraciones, es más un total white es una muy buena opción.
  • Sencillez y naturalidad. Tanto en el vestuario, como en el maquillaje y el peinado. La primera comunión tiene un carácter mucho más austero que una boda.

Para elegir el look perfecto tenemos diferentes opciones:

  • Vestido (mi opción favorita).
  • Traje chaqueta ya sea en falda o en pantalón.
  • Pantalón palazzo (de pernera ancha) combinada con una camisa de un tejido con mucha caída.
  • Falda tubo, plisada o de vuelo, con top o camisa.

Las claves del look:

Mi apuesta para esta ocasión fue un vestido de largo midi y bajo asimétrico. Me enamoré de el en el primer momento que lo vi. Y sabia que su corte al bies con estampado de líneas oblicuas era tremendamente favorecedor para mi figura.

Yo iba buscando un vestido camisero de este mismo largo, pero no encontraba ninguno que me volviera loca. Todos los que veía eran en tonos pastel con estampados florales y cada vez que me probaba uno sentía que el color no me hacía ningún bien.

Sin embargo este azul con rayas blanca, al más puro estilo navy sí que resalta mis facciones y va más con mi armonía de color. El escote en V alarga mi cuello y estiliza mi figura. Y que decir de las mangas de este vestido, para mí eran perfecta ya que estructuran y dan un volumen controlado a mis hombros. El largo de la manga es ideal para ocasiones como estas en las que no hace ni frío ni calor y no quieres cargar con una chaqueta.

Los complementos le dieron el punto “elegantón” al conjunto. Cinturón, sandalias, y cartera de mano, todo en color champan dorado. Los pendientes caen de forma vertical y ayudan afinar mi rostro redondeado.

Para el maquillaje algo sencillo, centrando la atención en mis labios. Este labial es el “Rebel Rose Mate” de MIA Lauren y se ha convertido en mi labial favorito de todos los tiempos.

En el pelo opte por añadir mucho volumen con unas ondas muy marcadas. Esta es la prueba de que el pelo corto puede dar mucho juego.

Allá vamos con las fotitos…


¿Qué os parece el resultado? Yo estoy más que contenta, porque además de verme guapa el look era muy cómodo. El vestido es de esos que no aprietan, ni marcan nada, pero a la vez estiliza y sienta genial. La tela anti arrugas, una pasada vamos. Y el precio del conjunto completo, poco más de 100€ ¿Se puede pedir más?

Estoy deseando leer en los comentarios que os ha parecido mi look “mama de la criatura” de primera comunión.

P.D.: El resto de la familia iban muy guapos, y el niño aún más, pero que voy a decir yo que soy la madre de la criatura jajajaja.

Cómo vestir para ir de comunión.

Vestido: Formula Joven

Cinturón: Parfois

Sandalias: Mary Paz

Cartera: Sfera (otra temporada)

Pendientes: Parfois (otra temporada)

 

2 Replies to “Cómo vestir para ir de comunión.”

  1. Me parece un acierto total tu look!!
    Estilos, elegancia, sobrio pero jovial madre pero no señorona, pelo ideal(ya sabes que me encantas cdo lo pones así) sinceramente de 10. Besos

Deja un comentario