EL PODER DE UNA BUENA MANICURA

Las dos partes de nuestro cuerpo que más exponemos al mundo que nos rodea son sin duda la cara y las manos. Y como tal debemos prestarles una especial atención y dedicarles más de un mimo. Decimos que la cara es el espejo del alma, pero sin duda las manos comunican mucho más de lo que podemos llegar a pensar. La clave para tener un buen estilo personal sin duda está en cuidar los detalles. Así que vamos a prestar atención a todo lo que nos cuenta nuestra Anjara y a seguir a “pies juntillas” sus consejos. Ya veréis como no paráis de presumir de manos…

Hasta no hace tanto, las manos y las uñas bien maquilladas no tenían la importancia que en estos últimos tiempos tiene, ¡Gracias a Dios!

En años como los 60, 70, las manos arregladas era solo cosa de la alta sociedad. Hoy en día, cualquiera puede ir con las manos bien cuidadas. Aunque a veces hacemos un querer y no poder, que es como digo yo, peor el remedio que la enfermedad.

Algo que hay que tener claro es que aunque no llevemos las uñas maquilladas no hay por qué llevar unas manos descuidadas. Y tampoco por llevarlas maquilladas a toda costa llevarlas de aquella manera; descascarillas, desconchadas, etc. Para ello es preferible no llevarlas maquilladas, sinceramente os lo digo. Unas manos descuidadas que no desmaquilladas puede dar una información a primera vista errónea de nosotros. Y a los chicos les digo lo mismo. Se nota mucho las manos de un hombre cuidadas y a mí personalmente me encanta.

Hacerse la manicura no es sinónimo de llevar uñas pintadas. Es sinónimo de llevar las uñas bien limadas, todas por igual, piel bien hidratas, cutículas a raya… El esmaltado es lo que les da el remate final pero no es lo más importante, desde mi punto de vista.  Podemos ir con las uñas pintadas pero si la base no está bien, es como un maquillaje aplicado es una piel dejada, deshidratada, el resultado no será el esperado aunque entiendo que para algunas personas sea suficiente; para mí NO.

Metiéndonos en el tajo, es sabido que las manos y las uñas están constantemente expuestas a las agresiones como el frío/calor, geles, agua caliente, fría, quemaduras, cortes, roces, y un largo etc. Esto va haciendo que la piel de nuestras manos se vaya afinado, pierdan tersura, se agrieten, se vaya llenando de manchas. Las uñas se  vuelvan quebradizas, estriadas, se abran en capas, se resequen y así puedo seguir todo lo que se tercie, jejeje!!

Y como he dicho antes, no solo con pintar las uñas vale.

A mí en primavera, siempre, se me estropean mucho las uñas. Se me rompen, están más frágiles. Es la estación del año donde más atención les tengo que tener. Os voy a contar los cuidados especiales que les doy a mis uñas.

CUIDADOS ESPECIALES PARA LAS UÑAS

1.-BAÑO DE ACEITE

Preparo en un cuenco, agua tibia, aceite de oliva o almendras dulces o ricino o jojoba, e incluso a veces una mezcla de todos  y unas 10 gotas aproximadamente de limón.  Sumerjo mis manos hasta los nudillos  y las dejo unos 10 minutos.  Esto en las circunstancias que os cuento especiales lo repito 3 veces a la semana.

2.- DON´T MAKE UP NAILS

Dejo sin maquillar mi uñas al menos 30 días.

3.- HIDRATACIÓN MÁXIMA

Cada noche aplico uña por uña unas gotas de aceite (de los nombrados anteriormente) y las masajeo hasta que quede absorbido la mayor parte.  Yo lo hago por las noches, tras la cena, viendo la tv cuando ya no voy a mojarme más las manos, no tengo más que hacer.

Además extiendo el exceso de aceite por el resto de las manos y si no es suficiente añado la crema de uso habitual que tenga para ellas.

Yo aplico crema de manos varias veces al día. Pero las que nunca me fallan son las del medio día tras fregar los platos (aunque siempre uso guantes). Y la de por la noche cuando ya estoy relajada con mi ritual nocturno, que en ese caso el resto de sérum, crema, vitamina c, etc., lo unto en mis manos, jejeje!!

4.- MANICURA

Aunque no las maquillo durante este tiempo, cada semana limo mis uñas, les doy forma, echo las cutículas hacia atrás aportándoles oxigenación y las pulo.  Por último, les aplico endurecedor de uñas solo de medios a puntas sin tocar las cutículas. Los primeros 10 días aplico el endurecedor a diario mañana y noche, pasados esos días continúo otros 10 días solo una vez al día, en mi caso de noche. Transcurridos estos días, los 10 siguientes lo aplico un día sí, un día no. De esta forma, en un mes doy tratamiento intensivo de choque a mis uñas.

Mavala Científico K+ Endurecedor de uñas

Estos son los dos endurecedores que uso y que mejor me funcionan. A veces utilizo uno y otras veces otro, el que tenga. Lo que sí que con el que empiezo el tratamiento con ese lo termino, no los mezclo ni alterno.

Como podéis observar entre pitos y flautas me tiro un mes entero con las uñas sin maquillar. Para mí no supone ningún problema, la verdad. Me prima más el tenerlas sanas, cuidadas y en condiciones óptimas para las fechas venideras como el verano donde se tiran todo el día maquilladas.

CUANDO YA MIS UÑAS ESTÁN BIEN DE NUEVO…

Cuando mis uñas están bien de nuevo realizo la manicura semanalmente. Limar, pulir, oxigenar (echar hacia atrás las cutículas), una vez al mes baño de aceite, las lío en papel de film mis manos (la uñas no, porque puede provocar hongos), y luego maquillo mis uñas,

ACLARACIÓN: Me preguntaréis que si no corto las cutículas; pues la verdad es que no soy partidario de ello porque luego crecen más, de manera más gruesa, etc. Entonces prefiero no hacerlo si no es necesario hay personas en las que sí es necesario hacerlo y se hace y no pasa absolutamente nada pero cuando sea posible solo echar hacia atrás mejor que mejor.

Cuando en los fines de semana no tengo nada, ni cenita, ni almuerzo, ni trasnocheo, ni BBC alguna, como este finde por ejemplo que he estado con un catarrazo de mil pares de narices, pues las dejo sin maquillar para oxigenarlas. En esto casos las maquillo el domingo por la tarde/noche para estar lista para la semana.

QUÉ CUIDADOS DOY CUANDO MIS UÑAS ESTÁN MAQUILLADAS

Cuando mis uñas están maquilladas sigo aplicando una noche si una no, normalmente. Digo una si una no porque, como humana, a veces se me olvida, ¡¡¡¡¡sssssshhhhh que no se entere nadie!!!! Para seguir hidratando las cutículas y uñas ya que las lacas de uñas no deben taponar la respiración de las mismas.  De este modo, hasta el esmaltado dura más.

Y la crema diaria mínimo dos veces al día no puede faltarme. Eso sí que no se me olvida.

MANICURA SEMIPERMANENTE

Yo soy partidaria de la manicura semipermanente para determinadas ocasiones dícese por ejemplo de la época navideña, vacaciones de verano, Semana Santa,…, poco más.  La recomiendo, claro que sí pero yo no abuso de ella. Yo tengo todos los avíos para hacérmela en casa aunque he de reconocer que también he ido e iré a que me la hagan, ¿Por qué? Pues porque un dulce no amarga a nadie, porque lo utilizo como mi momento de desconexión, porque agrada ponerse en manos de profesionales, porque es  mi capricho.

Para todas las partidarias de las uñas semipermanentes siempre, les recomiendo que cada tres meses seguidos dejen uno de descanso. Donde podemos mimar las uñas como os he explicado, en modo casa; si por el contrario queréis ir al centro de belleza a que os hagan un tratamiento de los miles que hay muy efectivos algunos de ellos que he probado por cierto, (eso ya lo hablaremos en otro post), pues genial.

El llevar esmaltado semipermanente no es incompatible con hidratar las uñas. De hecho, ese tipo de esmaltados es poroso para que la uña ventile y le aportemos hidratación de este modo las uñas sufrirán menos, se verán más bonitas y el esmaltado nos durará más.

Y diréis que con tanta uña donde quedó el cuidado de la piel de las manos, pues a ello vamos florecillas, a eso vamos.

CUIDADOS PARA LA PIEL DE NUESTRAS MANOS

Lo primero que os diré es que cualquier resto de crema, sérum, vitaminas, etc., que me quede me las restriego en las manos siempre. Como ya he comentado más arriba las hidrato a diario dos /tres veces al día y si tengo que salir a la calle o sé que van a estar expuestas al sol (por ejemplo, conduciendo), le aplico factor de protección solar. El mismo de la cara.

También, al igual que el cuerpo una vez cada 8 días aproximadamente de ésta que estoy exfoliando el  body, aprovecho y exfolio mis manos con ahínco. Dedito por dedito, el anverso, reverso, laterales. Sin dejar ni un ápice de ellas por exfoliar.

Sabemos que el tiempo hace estragos pero si las cuidamos estos serán menores y/o tardarán más tiempo en aparecer.

Los léntigos, no nos agradan pero aparecerán entre otras cosas  y los asumiremos con dignidad pero no porque vayan a salir entre otras cosas vamos a dejarnos de ir, ¿¿verdad??

CONSEJOS:

1.- Las uñas deben limarse siempre para un mismo sentido evitando así que se astillen. La técnica del serrucho, por favor, olvídenla!

2.- La forma de tu uña te la da la raíz de la misma aunque hoy en día hay formas y colores para todos los gustos, personalidades y estilos así que cada cual la que le guste. Yo para esto soy un poco clásica, digámoslo así. En cuanto a color me arriesgo casi todos menos el negro, amarillo y poco más pero en cuanto a formas me gusta la que la propia uña me da, sin más complicaciones. Tampoco soy de poner fantasías, a lo mejor una piedrecita alguna vez, un topito discreto una uña desigual al resto, es lo máximo que aspiro, jajajajaja!!!

Oye que luego lo veo en la gente y me gusta pero luego me lo veo yo en mí y me lo acabo quitando.  Me pasa como con la manicura francesa, me parece que hace una mano muy fina y delicada pero en mí no me gusta. Alguna vez la llevo, no lo voy a negar pero no es mi must have, la verdad.

3.- Siempre, Siempre uso guantes para fregar los platos, el baño, las ventanas,…, cuando digo Siempre es siempre y quien me conoce sabe que es verdad.

4.- Para que el esmaltado me dure más ya sea semi o normal siempre doy una pasada en horizontal.

Y hasta aquí el post de hoy. Espero como siempre que os haya gustado y espero ansiosa vuestros comentarios.

Un besito muy fuerte y Gracias una vez más!!!

Anjara.

Una respuesta a “EL PODER DE UNA BUENA MANICURA”

  1. Me ha gustado mucho este post!! Mis uñas por lo general son un desastre, las tengo muy frágiles y siempre se me andan rompiendo. Sólo las tuve bien cuando me puse las de gel.. pero al quitármelas: oh! Desastre! Las mias estaban fatal. A ver si pruebo con la semipermanente y me viene bien. Me apunto lo del bañito de aceite.
    Muchas gracias por tus consejitos!!

Deja un comentario